GRACIAS, LUCIE MAMI

Lucie Mami Noor Nkaké, amiga mía, cuanto lamento ese accidente de tráfico que nos ha dejado a todos abatidos, sin tiempo para percibir que ya no estás con nosotros, que ahora nos queda buscar en la memoria para encontrar tu risa, tu honda risa que en el aire todo lo ocupaba. ¿Te acuerdas? Me llamaste desde el fondo del salón del Château de Bossey para preguntarme si había leído "L'Education à la compréhension internationale: une idée qui fait son chemin", una de tus grandes contribuciones para la EIP y para la Oficina Internacional de Educación de UNESCO. ¿Sabes?, he vuelto a leer tu libro y saberme nuevamente en Ginebra, cuando el estío allí es primavera, bajo la sombra del bosquecillo que conduce al "pequeño palacio". Y percibo tu silueta, los límites de tu estatura, tu gracil y enérgico cáracter, comprometida siempre con las cosas que valen la pena, pegada Africa en el pozo de tu mirada, inquieta siempre y siempre ahí, donde te necesitaban.

Querida Lucie en estos momentos de dolor yo quisiera decirte, allá donde te encuentres, que fuiste siempre AMOR, por Africa, por Mujer, por hOnesta y por tu Riqueza personal. Para EIP y para los que te conocimos tu ausencia es una gran pérdida. Pero has de saber que siempre estarán tus risas, tu compromiso y tu vocación por un mundo mejor acompañándonos.

Comentarios

Entradas populares de este blog